EL ÁCIDO LISÉRGICO (LSD-25)

Escrito por Marga el 13 marzo, 2013

De todos los alucinógenos, el LSD no sólo es el más usado, también es el más potente. Veinte microgramos son suficientes para provocar efectos notables en el organismo. Un gramo de LSD equivale aproximadamente a unas diez mil dosis y, en realidad, de una dosis tan diminuta sólo llega al cerebro una cantidad aún más pequeña. Sin duda, es una de las drogas más fuertes que se conoce.

Sus efectos físicos son leves y casi inapreciables, y se limitan a carne de gallina, dilatación de las pupilas, sudoración y disminución de la coordinación muscular. En cambio, los efectos psíquicos son de gran intensidad y se inician generalmente entre los 45 minutos y una hora después de la toma. En verdad, lo que el consumidor llega a experimentar bajo los efectos de esta droga está muy influido por sus expectativas, su personalidad y el ambiente en el que se encuentre. Entre los efectos más comunes están los siguientes: distorsiones de la percepción, alucinaciones, alteraciones emocionales, taquicardia, hipertensión y temblores. También se ha observado en ocasiones elevación de la temperatura corporal, ansiedad y pánico.

Deja un comentario