CONFIANZA AL VOLANTE

Escrito por Marga el 19 septiembre, 2013

Durante la conducción de un vehículo la importancia de los reflejos y de la atención y
concentración es fundamental ya que cualquier distracción puede traer consecuencias
graves como los accidentes automovilísticos y la muerte.

El conductor es una persona orientada a la acción, está en constante movimiento físico, debe mover los brazos, los pies, la cabeza cuando conduce, debe tener buenos reflejos, al igual que la capacidad de atención y de concentración.

Durante la conducción de un vehículo la persona se encuentra bajo gran tensión, física, emocional y mental.

La atención y concentración deben ser máximas.

La gran tensión en que se ve sometido se manifiesta a través de:

§ Colon irritable.

§ Dolores de cabeza.

§ Tensión cervical.

§ Dolores de espalda.

§ Gastritis.

§ Sudoración en las manos.

§ Cansancio excesivo.

§ Sueño constante.

§ Insomnio.

§ Hipertensión.

Ventajas de ser conductor

§ Independencia en los horarios de trabajo.

§ El conductor se hace responsable de la máquina y eso le da seguridad y

confianza en sí mismo.

§ El conductor ve beneficioso para su familia tener un medio de transporte.

§ Aprende a solucionar problemas rápidos efectivos.

§ Si trabaja bien puede incrementar sus ganancias.

§ Puede conocer varias personas e interactuar con ellas.

La Conducta del manejo

La conducta del manejo está determinada por varios factores, uno de ellos, es la habituación que experimenta la persona, debido a que son consistentes, con frecuencia inconsciente, diariamente expresan nuestro carácter y producen que manejemos bien o que lo hagamos mal.

Los hábitos pueden aprenderse o desaprenderse, esto no se lleva a cabo de manera

rápida e inmediata, sino a través de un proceso que toma tiempo, a través de mucha práctica.

Conducción segura

Para manejar con seguridad, usted debe conocer y respetar muchas reglas. Estas le indican dónde, cuándo y cómo debe conducirse. Para esto debe conocer el significado de las señales que se presentan en la ruta. También debe conocer los signos y símbolos.

Manejo defensivo

Significa hacer todo lo posible para prevenir accidentes, en ocasiones, deberá ajustar su manejo a las condiciones de camino, del clima, a sus actitudes y a las acciones y maniobras de los demás.

El concepto de sí mismo está a la base de la autoestima. Ésta es la suma de los juicios que una persona tiene de sí mismo, es decir, el sentimiento que cada persona tiene de sí mismo, de los propios actos y de los propios valores.

La autoestima es la función de evaluarse a uno mismo, por lo que implica por un lado un juicio de valor y por otro un afecto que le acompaña. La autoestima positiva está

relacionada con aspectos positivos como son el gozo, la confianza, el dolor, la angustia, la duda, la tristeza, el sentirse vacío, la inercia, la culpa y la vergüenza.

Una autoestima adecuada vinculada a un buen concepto positivo de mí mismo, potenciará la capacidad de las personas para desarrollar sus habilidades y aumentará el nivel de seguridad personal, mientras que una autoestima baja enfocará a la persona hacia la derrota y el fracaso.

Un buen conductor es aquel que es capaz de tomar conciencia de su nivel de autoestima, de quién es, la manera cómo repercute su imagen y valoración personal en los demás específicamente los pasajeros, si yo les contesto mal, me enojo, estoy traspasando mi frustración al otro, y por lo tanto, repercutirá en las demás personas, se alejarán de mí y no se subirán al vehículo.

Deja un comentario