CONTROL DEL VOLANTE

DSC04028
Escrito por Marga el 3 octubre, 2018

Hoy en estas líneas reflejaré mi testimonio que viví cuando quise volver a conducir, y digo volver a conducir, porque llegó un momento en el que tuve que dejar de conducir.

Un día de lluvia, el no ver nada hizo que dejara de conducir.

Me gustaba conducir, era esa conductora que no se cansaba; día y noche, ciudad y carretera, lloviera o no.

Pero llegó un momento, no sé que me pasó que me quedé en blanco.

Conduciendo, me sorprendió una tormenta y ahí me quedé en el arcén de una autopista sin poder reanudar la marcha.

Hoy gracias a Margarita, directora de Autoescuela Marga, he vuelto a conducir y el pánico, desapareció.

Testimonio:

I.R.P.

Deja un comentario