VAMOS AL LIO

Escrito por Marga el 12 noviembre, 2018

Qué bien andamos por Jaén, nos encanta, es como el genio de la lámpara maravillosa, sacamos nuestra alfombra la desliamos y por donde cae cruzamos, con el convencimiento de que lo que estamos haciendo esta, pero que muy bien y que a nadie se le ocurra llevarnos la contraria, porque entonces recibirá, broncas, palabrotas, blasfemias, etc…

¡Ah!, y que decir tiene, que además nos gusta, más difícil todavía, de noche y lloviendo, los peatones cruzar entre los coches por avenidas, vehículos con semáforo verde, los conductores se ponen blancos cuando ven aparecer al peatón delante del coche corriendo pero, como se entiende que los vehículos no  pueden atropellar a los peatones porque las leyes no son para ellos.

Dejemos las avenidas y adentrémonos en los barrios, ahí sí que nos perdemos. ¿Cómo los perros se les pueden dejar sueltos?, eso sí, no se te ocurra seguir circulando, hay que parar hasta que el perro quiera quitarse, porque te llevaras una buena palabrota del dueño.

Y lo que yo me pregunto, ¿en Jaén las leyes de Tráfico y las señales sirven para algo?

Deja un comentario